La sencillez siempre ha sido la clave de la elegancia. El estilo minimalista es el estilo decorativo en el que menos es más. Aunque esta idea parece fácil de ejecutar no siempre es así. Se necesita de un sentido especial para saber eliminar lo superfluo y dejar solo lo esencial. Estas son algunas ideas para que consigas por fin ese efecto minimalista en tu casa. 

Qué es el minimalismo

Para entender en qué consiste el estilo minimalista, primero tenemos que conocer las claves del minimalismo como corriente artística. Este término fue utilizado por primera vez en el año 1965 por Richard Wolheim. Por primera vez se presentaba la relación de la obra de arte con el espacio expositivo. Las paredes de los museos comienzan a desnudarse para dar paso a amplias salas con objetos minimal de gran tamaño. Es decir, el minimalismo intencionadamente modifica la percepción del espacio circundante a su obra. 

Si aplicamos este concepto al diseño de interiores nos encontramos entonces con elementos decorativos que son capaces de modificar el espacio que los rodea sin necesidad de sobrecargarlo. O lo que es lo mismo, con el menor número de elementos es posible ganar en funcionalidad, elegancia y espacio. 

Características del estilo minimalista

En el estilo minimalista solo tiene cabida lo estrictamente necesario. Parece fácil aplicar esta idea, pero la mayoría de veces pecamos de exceso en la decoración. A fin de no cruzar la línea que nos alejaría de lo minimalista vamos a repasar contigo las características de este estilo:

  • Desmaterialización: deshazte de todo aquello que no sea imprescindible. Piensa de manera práctica a la hora de decorar tu casa. Especialmente, reduce al máximo los elementos artísticos, como cuadros, espejos, etc. Libera paredes y muebles de un exceso de objetos decorativos para lograr esa sensación de amplitud tan apreciada dentro del estilo minimalista en el que lo material no es tan importante. 
  • Entorno útil: piensa que el espacio de tu vivienda ha de ser un entorno útil en el que los muebles y sus complementos tienen que cumplir con su función. Es decir, la estancia a decorar ha de ser como un espacio para vivir y no para colocar muebles u otros objetos innecesarios. 
  • Acabados precisos: las líneas y la geometría del estilo minimalista son sencillas y rectilíneas. Huyen de lo rebuscado y apuestan por los acabados precisos y sencillos. 
  • La luz en su mínima expresión: una buena iluminación también viste los espacios. Aquí es importante evitar caer en la tentación del efecto guirnalda y apostar por una iluminación que reduzca el uso de puntos de luz sin disminuir su efectividad. 
  • Los muebles y el espacio: el espacio entre los muebles en el estilo minimalista es tan importante como el propio mobiliario. Busca crear lugares diáfanos de ligereza visual en donde el espacio interactúe con los objetos que lo llenan. 

Consejos e ideas para la decoración minimalista

Antes de empezar a decorar una sala o habitación, es necesario pararse a pensar en dos preguntas clave:

  1. ¿Con qué fin voy a utilizar el espacio que quiero decorar y qué actividades se van a llevar a cabo en él?
  2. ¿Cuántas personas albergará dicho espacio? Toda la familia, solo los niños, los padres… 

Una vez resueltas estas cuestiones ya puedes empezar a valorar qué necesitas en cada estancia y cuál es su función. Uno de los consejos fundamentales del estilo minimalista es dar a cada objeto una razón para estar allí. Si no encuentras un motivo por el que un mueble o un elemento decorativo debería ocupar un lugar, entonces es que su presencia no es necesaria. Todo ello, sin comprometer la comodidad y el bienestar de la familia. 

Estos son algunos consejos para lograr un estilo minimalista y funcional:

  1. Una vez elegidos los muebles construye el espacio alrededor de ellos. Busca un punto focal (la cama, un sillón o una mesa de comedor) y enfoca tu decoración en torno a él. Ahorrarás dinero porque necesitarás menos objetos, pero podrás ganar en calidad. 
  2. Di adiós a la ornamentación. Elige un mobiliario recto, de líneas simples y materiales naturales como, por ejemplo, la madera. 
  3. Apuesta por colores neutros como el blanco o el beige en las paredes. En contraposición puedes utilizar muebles con tonos más brillantes que den un toque de color a la estancia (granate, marrón,morado…) Para evitar el aburrimiento de los colores minimal también puedes jugar con las texturas. La piedra, la madera, la cerámica, el mimbre, la lana… serán tu arma secreta. 
  4. El espacio en el estilo minimalista fluye. Has pensado en los diseños tipo loft. Son viviendas que prescinden de paredes y donde las diferentes estancias fluyen entre sí. El resultado es ágil, acogedor, moderno y cálido. 

Estilos que combinan con el minimalismo

El estilo nórdico y el estilo industrial son las corrientes decorativas que mejor combinan con el estilo minimalista. Sus líneas simples, sus espacios despejados y limpios, así como su ausencia decorativa les hacen perfectos compañeros. Sin embargo, otro estilo que está empezando a formar buena pareja con el estilo minimalista es el vintage. Siempre teniendo en cuenta no usar demasiados elementos decorativos que sobrecarguen el espacio. De hecho, también hemos podido observar combinaciones de estilo industrial y vintage, de estilo nórdico y rústico, etc. 

Lo cierto es que siguiendo las pautas básicas de cada estilo decorativo se pueden hacer mezclas realmente interesantes. Por ejemplo, lo moderno no está reñido con lo vintage, ni lo romántico con lo industrial. Si te gusta el estilo minimalista, pero quieres aprovechar esos objetos antiguos del piso de tus abuelos, por ejemplo, puedes hacerlo. Solo tienes que procurar que el objeto tenga un sentido en el espacio que ocupa y que su funcionalidad esté por encima de su papel decorativo. De esta manera, podrás tener un piso minimalista con pequeños toques de otro estilo que te guste. 

Y si quieres aprovechar la reforma de tu piso para decorar sus estancias, no lo dudes más y ponte en contacto con Reformadísimo. Tenemos muchas ideas que estamos ansiosos por contarte. Da una nueva imagen a tu casa y renueva su interior. 

Contenido validado por: Carmen María de la Rubia Cortel
CEO- Directora técnica en Reformadisimo
Abrir chat