La reforma de casas antiguas supone un verdadero reto, pero también un amplio abanico de opciones. Es lógico que ante un proyecto de tal magnitud no sepas ni por dónde empezar a reformar una casa antigua. No te preocupes. En Reformadísimo tenemos las claves para que hagas tu reforma paso a paso y sin demasiadas complicaciones. 

Es momento de tomar decisiones

Hay inmuebles viejos que esconden tras sus paredes una segunda oportunidad. Por este motivo, lo primero que debes hacer es evaluar las condiciones actuales de la vivienda. Para saber por dónde empezar a reformar una casa antigua es importante revisar si sus paredes y tejado tiene filtraciones, si el mantenimiento de la carpintería es el adecuado o si sus instalaciones se han quedado obsoletas. Todos estos detalles nos llevarán a la toma de la decisión más importante ante una reforma de tal calibre ¿reformar o demoler? 

Por lo general los inmuebles con más de 60 años de antigüedad necesitan de una reforma integral donde la demolición sería el primer paso y la construcción de nuevos tabiques el segundo. Por lo tanto, la reconstrucción de paredes y techos es fundamental para la reforma de una casa antigua. A continuación, te mostramos las otras fases por las que pasa la reforma de una casa antigua:

Carpintería exterior

En esta fase, los trabajos consisten en la eliminación de marcos de puertas y ventanas al tiempo que se realiza la demolición y construcción de nuevos tabiques. El motivo no es otro que aprovechar el nivel de escombros que se genera en esta fase evitando así el entorpecimiento de otras tareas posteriores. Una vez llevados a cabo estos trabajos, se han de liberar todas las habitaciones de suciedad y desechos para pasar a las tareas de albañilería. 

Albañilería

En esta parte de la reforma de una casa antigua se realizan trabajos como la correcta nivelación del suelo, la abertura de huecos en las paredes, el levantamiento de nuevos tabiques, la preparación de las regatas para las nuevas instalaciones, los cajetines de los enchufes, así como la instalación de los premarcos de puertas y ventanas. 

Instalaciones

Es el turno de las instalaciones de electricidad, fontanería y calefacción. Para ello, es necesario la creación de falsos techos de escayola, fajas, falsas columnas, etc. El objetivo no es otro que cubrir los cables y tuberías necesarios. Este es el momento oportuno, además, para reforzar todo aquello que sea necesario y estudiar bien la nueva ubicación de los puntos de luz y agua. En cualquier caso es importante contar con instalaciones autorizadas que cumplan con la normativa de seguridad vigente.   

Revestimientos

Una vez que hemos colocado las instalaciones, es hora de llevar a cabo el rebozado y enyesado de todas las superficies levantadas en ladrillo (paredes, suelos y techos). Estos trabajos están dentro del grupo de albañilería encargado de realizar los conocidos como acabados. Estos implican además la elección de diferentes materiales que habrán sido previamente aprobados en el presupuesto definiendo modelo, color, etc. 

Aluminios

La siguiente fase del proyecto para la reforma de una casa antigua corresponde al suministro e instalación de todos los elementos fabricados con aluminio. Estamos hablando, sin duda, de ventanas, balconeras, barandillas, puertas, persianas, vallas, cerramientos, etc. 

Carpintería y ebanistería

Es momento ahora de meterse de lleno con la carpintería de la casa. Es decir, con la instalación de puertas y ventanas de madera, así como de todo el mobiliario hecho a medida (armarios empotrados, estanterías, cabeceros de cama, etc). Asimismo, los trabajos de carpintería incluyen la colocación de suelos de parquet, forrados de madera en techos y paredes, instalación de rodapiés, etc. 

Equipamientos

Una vez que tenemos toda la casa reformada, llega el momento de equiparla desde la cocina y hasta la última habitación de la vivienda. Para ello, es fundamental una buena elección del mobiliario que vamos a necesitar. Cada familia es un mundo. Por este motivo, necesitas analizar las necesidades de todas las personas que van a vivir en la casa a fin de que el mobiliario sea lo más funcional y práctico posible. 

Pintura

Antes de pintar es importante tapar y alisar todas las irregularidades presentes en las paredes. A continuación, se aplicará la pintura elegida (color y técnica). Puede ser la misma en toda la casa o diferente según la habitación. 

Decoración

Aquí llega la fase más personal de todas las que integran una reforma. La decoración de la casa con base en el gusto de su/sus habitantes. Se trata de completar ese estilo que, en cierta manera, ya hemos marcado con la elección del mobiliario y otros elementos de carpintería y aluminio. ¿Será una casa de estilo rústico? ¿O más bien una vivienda con toques modernos? 

Por dónde empezar a reformar una casa antigua de manera parcial

Si no quieres o puedes emprender la reforma integral de una vivienda antigua, también puedes hacerlo poco a poco. Es decir, empezando de manera parcial y a largo plazo. Para ello, puedes optar por ir habilitando estancia a estancia o, por ejemplo, cambiando puertas y ventanas. Todo dependerá del estado de la casa y de su orden de prioridades para su habitabilidad. 

Si la casa está en buen estado y no necesita de la demolición o sustitución de tabiques puedes optar por dar una nueva imagen a tu hogar reformando el baño y la cocina. Estas son las dos estancias más importantes para vivir en una casa en condiciones óptimas. Revisa bien las instalaciones de agua y electricidad y aprovecha para cambiar o ampliar tanto tomas como nuevos puntos de luz y agua. 

Pintar una casa vieja es otra manera de reformarla. El tiempo suele pasar factura sobre paredes y techos. Una buena mano de pintura es el primer paso para empezar a dar una nueva vida a tu hogar. 

Y, sobre todo, no olvides la importancia que tiene contar con un equipo de profesionales del sector para esta clase de trabajos. En Reformadísimo tenemos una amplia experiencia en reformas parciales e integrales de casas antiguas. Ponte en contacto con nosotros y te enviaremos un presupuesto ajustado a tus necesidades sin compromiso. 

Contenido validado por: Carmen María de la Rubia Cortel
CEO- Directora técnica en Reformadisimo
Abrir chat