Las tendencias en reformas van cambiando a lo largo del tiempo. Esto es algo que puedes apreciar a simple vista. Si alguien de tu entorno, o incluso tú, hicisteis una reforma hace una década, es posible que los cambios que realizarais en ese momento hoy en día se hayan pasado de moda.

Sí, porque en materia de reformas y decoración también hay modas. Está claro que no vas a poner tu casa patas arriba cada vez que cambian las tendencias, pero sí es importante que intentes mantenerla lo más actualizada posible. Esta es la única forma de evitar que tu hogar acabe pareciendo un lugar viejo y descuidado.

¿Estás pensando en reformar? Si es así, presta atención a las tendencias de este año. No hace falta que las sigas al pie de la letra, porque tu hogar debe ser siempre algo único, pero te pueden ayudar a inspirarte para darle un cambio de imagen a tu casa y que luzca mejor que nunca.

Casas multigeneracionales

No podemos hablar de tendencias en reformas sin hacer referencia a una de las más importantes de los últimos años. En España siempre ha sido común que en una misma casa convivieran varias generaciones. Lo habitual es que los abuelos convivieran con su hijo o hija y los nietos.

Ahora la cosa ha cambiado un poco y lo que nos encontramos es con hijos ya adultos que se ven obligados por cuestiones económicas a seguir viviendo con sus padres. Pues bien, la convivencia puede ser más fácil en una casa multigeneracional. Lo que es lo mismo, una vivienda adaptada a los gustos y necesidades de personas que pertenecen a diferentes generaciones.

Como ya habrás imaginado, esto solo es realmente posible en viviendas de gran tamaño. Aunque en casas pequeñas también se pueden hacer algunos ajustes. La idea es dividir el espacio en zonas privadas y zonas comunes. Por ejemplo, compartir una única cocina pero convertir los dormitorios en habitaciones tipo suite con su correspondiente cuarto de baño. Y, en lugar de tener un gran salón, dividirlo en dos pequeñas salas de estar independientes.

Este tipo de distribución se viene usando cada vez más en Estados Unidos y también puede ser una buena idea si te sobra espacio en casa y quieres sacarte algo de dinero alquilando una habitación. Así, tanto tú como tu inquilino tendréis mucha más privacidad. Además, esto te permitirá cobrar más dinero por el alquiler.

Cuartos de baños que son auténticos templos para la relajación

Hasta hace unas décadas los cuartos de baño eran estancias sin importancia. Se prestaba atención a la practicidad, pero no demasiada a su estética. De hecho, en las viviendas de nueva construcción es común reducir estos espacios a la mínima expresión. Seguro que tú también has estado en baños de casas que eran incluso claustrofóbicos, sin ninguna ventana y muy muy pequeños.

Podríamos estar ante el fin de una era, porque ahora las tendencias en reformas abogan por convertir a los cuartos de baño en auténticos oasis para la relajación. Estancias que son prácticas, pero en las que también se cuida la decoración hasta el último detalle.

No son pocos los que están llevando a cabo obras de entidad en casa para darle al cuarto de baño un poco más de espacio. Incluso se plantean cambiarlo de lugar si con ello pueden ganar metros cuadrados o luminosidad. No obstante, también se pueden conseguir importantes mejoras sin meterse en una obra tan grande.

La clave está en que sepas muy bien qué es lo que quieres. El objetivo es conseguir un cuarto de baño con todo lo necesario pero sin nada superfluo. Por suerte, elementos como las mamparas transparentes, los sanitarios colgantes o los muebles de diseño nos ayudan a aprovechar mucho mejor el espacio.

Además, ya no es necesario recurrir a los típicos azulejos. Puedes conseguir que un baño se vea más amplio si utilizas baldosas mucho más grandes o, directamente, pintura para cuartos húmedos.

Sostenibilidad y ahorro, nuevas tendencias en reformas

No te decimos nada nuevo si te contamos que el precio de suministros como la luz o el gas está disparado. Estamos consumiendo poco a poco los recursos naturales y ahora empezamos a ver las consecuencias. De ahí que sean muchos los que busquen alternativas para tener hogares más sostenibles. La finalidad es contribuir a cuidar el medio ambiente y, además, ahorrar.

Hay diferentes formas de conseguir un hogar más sostenible. La instalación de paneles solares para generar energía eléctrica está a la orden del día. Desafortunadamente, si vives en un piso, poco puedes hacer al respecto. Por suerte, existen otras alternativas que reducirán la huella de carbono de tu hogar y te permitirán ahorrar.

Una de las reformas más sencillas de llevar a cabo y que más se demandan en los últimos tiempos es el cambio de ventanas. Sustituyendo los viejos modelos por ventanas oscilobatientes de PVC o de aluminio con rotura de puente térmico, tu casa estará mucho mejor aislada. En consecuencia, consumirás mucho menos en calefacción y contaminarás menos.

Por otro lado, te sorprenderá ver el cambio que puede dar una estancia gracias a unas nuevas ventanas y una mano de pintura. La casa se verá inmediatamente mucho más nueva.

Cocina abierta y confortable

Hace años que pasó de moda el esconder la cocina o darle intimidad. Ahora esta estancia forma parte del centro neurálgico de la casa y lo que se lleva son las cocinas abiertas. En cuanto al estilo, predomina aquel que busca reconectarnos con la naturaleza.

Quedan atrás los muebles y encimeras de colores vistosos y ganan protagonismo los materiales naturales como el mármol y la madera, o los materiales sintéticos que son capaces de imitarlos casi a la perfección.  Los azulejos dejan paso a paredes desnudas en las que los tonos pastel consiguen hacer el espacio mucho más acogedor.

Para los muebles se opta por el blanco, el gris y hasta los tonos madera si lo que se busca es un ambiente más relajado y atemporal. Quienes quieren algo mucho más impactante suelen escoger colores como el azul o el verde en tonalidades oscuras y mates.

El objetivo final es que la cocina se convierta en un lugar que sirve para mucho más que cocinar. Un auténtico centro de actividades en el que puedes disfrutar de una agradable charla tomando una copa con tu pareja, desde el que puedes teletrabajar si es necesario, y también el rincón perfecto para que los niños hagan los deberes.

Espacios para teletrabajar cómodamente

Desde que comenzó la pandemia son muchas las personas que han trabajado desde casa, algo que tiene sus pros y sus contras. Parece que el teletrabajo ha llegado para quedarse (aunque sea solo algún día a la semana), así que no es extraño que una de las tendencias en reformas para 2021 sea crear espacios para trabajar en casa.

Lo ideal es contar con una estancia totalmente separada del resto para tener la intimidad necesaria, pero esto no siempre es posible. Por eso, hay que buscar alternativas que permitan trabajar a gusto sin quitar demasiado espacio al resto de la casa.

Una buena opción es usar la terraza. Con un cerramiento podemos convertir este espacio es un estupendo rincón para trabajar o estudiar en cualquier época del año. Por suerte, hoy en día hay muebles que se adaptan a cualquier tipo de espacio, y también tenemos la opción de recurrir a los muebles a medida.

Lo aconsejable es que los cerramientos no sean fijos. Cerrar una terraza no implica renunciar a los espacios abiertos en tu casa. Sistemas como las paredes de vidrio correderas o plegables te permitirán disfrutar de una zona cerrada en invierno y abrirla en verano.

Los vestidores siguen destacando en las tendencias en reformas

¿Quién no ha soñado alguna vez con tener un vestidor en el dormitorio? No un armario grande, sino una estancia en la que puedas dar cabida a todas tus prendas de ropa, calzado y accesorios. Mucha gente desea tener algo así en casa, y esto explica que cada año se demanden cientos de reformas relacionadas con este tema.

Contrariamente a lo que se suele pensar, para instalar un vestidor no hace falta contar con mucho espacio libre. La clave está en aprovechar muy bien el hueco que queda libre para crear una estructura de barras, estanterías, cajones, etc. que dé cabida a todo lo que se desea guardar.

En casas en las que sobra espacio, la tendencia de este año es integrar la habitación principal con la habitación anexa, convirtiendo esta última en un vestidor. Lo bueno es que en muchos casos no hacer falta hacer una gran obra, basta con abrir un hueco e instalar una puerta que conecte ambas habitaciones.

Si el resultado es una suite muy grande, se puede aprovechar para ampliar el cuarto de baño. Algo que, como vimos antes, también es tendencia este año.

Dormitorios híbridos

En caso de que tengas espacio para ampliar el dormitorio principal, puedes sumarte a otra de las modas del momento: los dormitorios híbridos. Estancias que son mucho más que una habitación para dormir y que resultan estéticamente irresistibles, además de muy prácticas.

Como hemos visto antes, puedes aprovechar el espacio extra para crear un vestidor y ampliar el cuarto de baño. Pero también puedes instalar un tocador, un rincón de lectura, un coqueto espacio para teletrabajar o hasta una zona para hacer ejercicio.

En este caso la reforma no es complicada. Una vez ampliada la estancia, se igualan tanto las paredes como el suelo para que no quede ni rastro de que en otro momento eso fueron dos habitaciones. Para diferenciar después los espacios de descanso, de lectura, etc. puedes hacerlo a través del mobiliario y de textiles como las alfombras.

«Lavado de cara» de la vivienda

Puede que pienses que la tendencia para este año es hacer grandes obras, pero no tiene que ser necesariamente así. Si hay algo que nunca pasa de moda es darle de vez en cuando un lavado de cara a la vivienda para que luzca un aspecto mucho más renovado.

Estas pequeñas reformas no requieren una gran inversión, no llevan mucho tiempo y consiguen resultados espectaculares. 

Con algo tan sencillo como arreglar los desperfectos de las paredes y pintar toda la casa ya notarás el cambio. Puedes aprovechar y pintar las estancias de los colores de moda del momento. Este año se llevan mucho tanto el verde como el azul en diferentes tonalidades, y también tienes el blanco, que siempre es un acierto.

Para los suelos, si son de gres puedes valorar pulirlos, y si son de parquet seguro que agradecen un lijado y un nuevo barnizado. En caso de que el pavimento esté muy desgastado, te puedes plantear una reforma en seco y cubrirlo con suelos de vinilo o con tarima flotante.

Con estos pequeños ajustes y otros como cambiar algunos de los textiles de la casa, conseguirás que esta transmita una imagen totalmente diferente y mucho más acorde a los tiempos actuales.

Suelo radiante para climatizar la casa

El suelo radiante es una de las mejores formas de climatizar una vivienda. Consigue mantener las estancias a una temperatura confortable y gracias a él te puedes librar de los antiestéticos radiadores. Además, reseca mucho menos el ambiente.

Otra ventaja añadida es que puede funcionar con sistemas de energías renovables y, como el calor sale desde el suelo, la temperatura es más estable en la zona media de la estancia, lo cual implica un ahorro en calefacción.

Si vas a cambiar el suelo plantéate hacer en ese momento la instalación de suelo radiante. Esta tendencia no se ve, pero te podemos asegurar que se nota, y mucho, tanto en términos de confort en la vivienda como en términos de eficiencia energética.

Hay muchas tendencias de reformas que están en auge este 2021. ¿Ya sabes cuál es tu favorita? Seguro que tienes en mente lo que deseas para tu hogar, así que ahora te toca ponerte manos a la obra. Si necesitas ayuda para lograr tu objetivo, nos tienes a tu disposición.

Contenido validado por: Carmen María de la Rubia Cortel
CEO- Directora técnica en Reformadisimo
Abrir chat