Las goteras son filtraciones de agua que pueden venir directamente de la lluvia, de una tubería, de un fallo en la estructura del edificio o de un accidente en el piso superior. El caso es que este es un problema que, de no arreglarse a tiempo, podría complicarse gravemente. A continuación, te explicamos todo lo que tienes que saber para reparar goteras desde el interior de casa. 

Cómo localizar una gotera para su reparación

Antes de empezar con los pasos a seguir para reparar goteras desde el interior, es fundamental saber cómo localizarlas. Puede que hayas observado una humedad en una pared o techo, pero el origen de esa gotera podría estar en otro lugar. Una de las maneras de localizar una gotera desde el interior es pasando una linterna directamente sobre la superficie humedecida. El agua es un gran reflector de luz, por lo que el punto exacto por donde pasa la gotera brillará con mucha más intensidad. 

Por lo general, es fácil detectar que la causa de una gotera está justamente encima de ella o muy cerca. Sin embargo, en otras ocasiones el motivo de la humedad no está tan claro. Lo más lógico es pensar que el lugar exacto del origen de la gotera es el lado opuesto a su aparición. El método más sencillo para localizar el punto exacto donde se está formando una gotera es observar en los días de lluvia el recorrido del agua desde el tejado. A más distancia entre ambos puntos, más dificultad para localizar donde comienza la gotera. Por este motivo, a veces hay que realizar un estudio pormenorizado del trayecto hecho por la humedad incluso con la colocación de mangueras que nos permitan observar el camino que sigue el agua. Es importante localizar y sellar estas filtraciones, ya que pueden ser muy peligrosas para la estructura y seguridad de la vivienda. 

Consejos para reparar goteras desde el interior 

Una vez localizado el origen o causa de la gotera es momento de ponerle solución. Ten en cuenta que la reparación de goteras desde el interior es una solución temporal que necesitará de la mano de un experto para un resultado mucho más duradero. Antes de nada, procura que la gotera esté bien seca. Limpia la zona con lejía, especialmente si ha salido moho en la superficie. Seguidamente, seca bien la zona para empezar a repararla. De lo contrario, los materiales que utilices para su reparación no serán 100% efectivos. 

Estos son algunos métodos para reparar goteras desde el interior de una casa:

Parche para el techo

Una buena alternativa para acabar con una gotera desde el interior es utilizar los conocidos como parches para techos. Localiza la gotera como te hemos enseñado y aplica el parche por medio de una espátula, de manera que la gotera quede bien tapada. Finalmente, sella bien la zona con masilla. Una solución temporal para los casos más graves. 

Jabón en pasta

Este es otro remedio que nos puede servir para tapar una gotera de manera urgente. Raya jabón y mézclalo en agua caliente hasta conseguir una pasta homogénea. Espera a que enfríe un poco y aplícalo sobre la gotera limpia y seca. Déjalo endurecer y sella con masilla. 

Spray impermeabilizante

Este es un método que ayuda a prevenir futuras goteras. No solo sella cualquier tipo de filtración, sino que además ofrece una protección de larga duración en cemento, hormigón, madera, plásticos, metales, etc. 

Morteros impermeabilizantes

Esta solución está especialmente indicada para el aislamiento del muro interior del exterior. Su colocación impide que el agua penetre en la cámara aislante. 

Alquitrán para techos

Este es un producto económico muy utilizado en la reparación de goteras. La diferencia es que este material ha de aplicarse desde el exterior y por debajo de las tejas. El alquitrán crea una barrera instantánea que impide la filtración del agua hacia la casa. 

Por último, la solución más efectiva y que ha de trabajarse desde el exterior de la vivienda. La impermeabilización del tejado por medio de materiales que impidan el paso del agua hacia el interior del edificio. 

En cualquier caso, los pasos a seguir son los mismos:

  1. Localizar el origen de la gotera.
  2. Limpiar y secar bien la zona.
  3. Aplicar el parche para techos, la pasta de jabón o spray impermeabilizante. 
  4. Usa una pistola para enmasillar bien la zona y extiéndela bien con una espátula. Deja secar. 

Una buena manera de marcar una gotera para su reparación es colocando un clavo en el agujero y dejando que el agua gotee desde el techo. 

Consecuencias de no arreglar las goteras

Una gotera que no se repare a tiempo puede llegar a producir un daño mayor. Las filtraciones de agua son muy abrasivas llegando a suponer incluso un riesgo para la estructura del edificio o vivienda. 

Otras consecuencias de no reparar goteras son:

  • Aparición de hongos, ácaros y bacterias peligrosas para la salud.
  • Daños en los muebles y otros bienes de valor. 
  • Derrumbamientos
  • Situaciones peligrosas si las goteras tienen lugar cerca de aparatos eléctricos. 
  • Problemas de salud como erupciones en la piel, bronquitis, asma, etc. 

Como puedes ver, la humedad es mucho más peligrosa de lo que parece a simple vista. No le restes importancia a esa gotera que llevas viendo cómo se hace más grande con el paso del tiempo y pon una solución inmediata. No solo se trata de tener un hogar cómodo, sino también saludable. Las viviendas con humedades sufren de lo que se conoce como Síndrome del Edificio Enfermo. Es decir, su calidad del aire es mucho menor que en otras edificaciones con buena ventilación y un grado de humedad adecuado. La salud de tu familia y la tuya propia están en juego

Pon remedio a esta situación y confía en verdaderos profesionales del sector. En Reformadísimo te ayudaremos a solucionar los problemas de humedad de tu casa de una vez por todas. Ponte en contacto con nosotros para que podamos estudiar tu caso a fondo y ofrecerte un presupuesto ajustado a tus necesidades. Confiar en los expertos te ayudará a ahorrar dinero y muchos quebraderos de cabeza. 

Contenido validado por: Carmen María de la Rubia Cortel
CEO- Directora técnica en Reformadisimo
Abrir chat