Estás o vas a comenzar una reforma y quieres elegir los mejores materiales para tu hogar. Ya sea para una pared decorativa con ladrillos vistos, para un acabado de revista de decoración, un suelo para tu jardín con un toque rústico o para la fachada de tu nueva casa, las dudas son habituales. ¿Qué ladrillos escoger para esto?, ¿tabiques en una reforma, pladur o ladrillo

Los ladrillos macizos son una de las mejores alternativas para todo tipo de reformas. Son resistentes, excelentes aislantes térmicos y de lo más estéticos. Te contamos todas sus características, qué son, sus tipos y las ventajas de elegirlos para tu reforma. 

¿Qué son los ladrillos macizos?

Existen distintos tipos de ladrillo entre los que elegir y, cada proyecto de construcción, requiere unos materiales específicos, ya sea por su finalidad, aspecto o necesidad. Los ladrillos macizos son uno de los más populares, pero ¿qué características tienen?

Son un tipo de ladrillo fabricado a partir de arcilla moldeada y cocida a altas temperaturas. Esto los hace extremadamente resistentes y duraderos, y los convierte en una opción popular para la construcción de edificios y estructuras de todo tipo.

Lo que distingue a los ladrillos macizos de otros tipos de ladrillos es su mayor grosor y densidad. Esto los hace ideales para su uso en áreas con altos niveles de tráfico y exposición a elementos climáticos extremos, ya que son capaces de soportar cargas más pesadas, así como resistir mejor el desgaste y el deterioro.

Ventajas del ladrillo rústico macizo de gres

El ladrillo rústico macizo de gres es una opción que lleva utilizándose años en todo tipo de construcciones y, ahora, está más de moda que nunca. Esto no es casualidad. 

Y es que las ventajas de su uso lo convierten en una de las mejores alternativas, siendo popular el ladrillo visto en reformas para un estilo decorativo único o para las fachadas completas de los edificios. Estas son algunas de las principales ventajas de utilizar este material en tu reforma:

  • Durabilidad: Es extremadamente resistente y duradero, lo que lo convierte en una opción ideal para su uso en áreas con altos niveles de tráfico y exposición a elementos climáticos extremos. Perfectos para las fachadas.
  • Estabilidad: Este tipo de ladrillo es muy estable y no se deforma con el tiempo, por lo que es excelente para su uso en la construcción de estructuras de gran altura.
  • Aislamiento térmico: Destaca por su gran capacidad de aislamiento térmico, haciendo que sea una opción muy demandada para su uso en climas cálidos y fríos. Esta característica es de gran importancia, siendo una de las razones de su popularidad en construcciones para hogares, ya que permite un ahorro energético.
  • Facilidad de mantenimiento: Este tipo de ladrillo es muy fácil de mantener y no requiere ningún tipo de tratamiento especial. Simplemente, necesita un poco de agua y una esponja para mantenerlo limpio.
  • Estética atractiva: El ladrillo rústico macizo de gres tiene un aspecto natural y atractivo que se integra perfectamente con cualquier entorno. Además, está disponible en una gran variedad de colores y texturas disponibles para elegir, por lo que es fácil encontrar el que mejor se adapte a tu estilo decorativo.

Otros tipos de ladrillos macizos

Aparte de los ladrillos rústicos macizos de gres, existen diferentes tipos de ladrillos macizos disponibles, cada uno con sus propias características y beneficios únicos. Te contamos sus principales características y usos más populares:

  • Ladrillos macizos mecanizados o perforados: Se caracterizan por tener más de un 10% de superficie perforada, si este porcentaje fuese inferior, ya sería considerado un ladrillo macizo. La principal ventaja es que aumenta su capacidad de resistencia, ya que el mortero puede penetrar por las perforaciones y aumentar su fuerza. Es bastante ligero y se usa para las fachadas de viviendas, bóvedas, arcos, escaleras o incluso suelos.
  • Ladrillos macizos de arcilla: Son los ladrillos macizos más comunes y se fabrican a partir de arcilla moldeada y cocida a altas temperaturas. Son resistentes, duraderos y tienen una excelente capacidad de aislamiento térmico.
  • Ladrillos de cemento: Son ladrillos macizos fabricados a partir de cemento y arena. Tienen una gran resistencia y se utilizan a menudo en la construcción de estructuras de gran altura y en áreas con altos niveles de tráfico.
  • Ladrillos refractarios: Son ladrillos macizos fabricados a partir de materiales refractarios, como la alúmina y la silicona. Son ideales para su uso en aplicaciones con altas temperaturas, como chimeneas y hogares.

Como ves, las ventajas de los ladrillos macizos son numerosas y es posible escoger entre distintos tipos. Son una alternativa perfecta en todo tipo de construcciones, no solo por su acabado estético, sino por sus excelentes características aislantes y resistentes. 

En Reformadisimo somos una empresa especializada en Reformas integrales en Madrid, puedes contactar con nuestro equipo de expertos para recibir asesoramiento para elegir qué tipo de ladrillo es mejor elegir según tu vivienda y necesidades. 

Contenido validado por María Luisa De La Rubia
Socia Fundadora en Reformadisimo
`