Una de las obras más habituales de llevar a cabo en una vivienda es la ampliación del espacio mediante la creación de ambientes diáfanos. La reforma de una vivienda diáfana consiste en la eliminación de ciertas barreras innecesarias que hacen los espacios mucho más pequeños. Vamos a ver de qué manera se puede afrontar este tipo de reforma integral de una vivienda.

Características de los pisos en la actualidad

Todos sabemos que el tamaño de las viviendas en nuestro país se ha reducido considerablemente. Los constructores han querido hacer más accesible la compra de inmuebles, ofreciendo a su público pisos con muchos menos metros cuadrados de los que estábamos acostumbrados.

En este sentido, los espacios se ven reducidos para poder bajar el precio. La buena noticia es que siempre se puede acometer una obra de reforma que le dé otra cara a esa vivienda pequeña y poco acogedora. Porque disponer de un piso con escasos metros cuadrados no significa tener que renunciar a una serie de comodidades.

Vivir sin tabiques

Lo cierto es que elegir un espacio diáfano abarata el presupuesto de obra hasta un 15%. Esta es una de las razones por las que este tipo de viviendas sigue ganando adeptos. Cada vez son más las personas que optan por vivir sin tabiques, eligiendo la amplitud de espacios y la entrada de mayor luz natural.

La reforma de una vivienda diáfana se realiza principalmente para ganar algunos metros útiles de más y dar un nuevo sentido a ese piso que no acaba de venderse o alquilarse. Sin embargo, antes de decidir emprender una obra como esta, se han de tener en cuenta una serie de aspectos de considerable relevancia:

  1. Asegurarse de que el piso no cuente con muros estructurales de carga. La mayoría de la veces esto supone que un proyecto no llegue a ser viable.
  2. Comprobar que no existen instalaciones comunitarias y generales en el inmueble. Si es así, tal vez no se pueda llegar a conseguir todo el espacio diáfano que desees.
  3. Realizar un proyecto previo que contemple todas las posibilidades de obra. Ten en cuenta que tirar paredes no implica simplemente la eliminación de escombros. Además puede que, en algunos casos, necesitemos de un fontanero o de un electricista para poder hacerlo.

En cuanto tengas la total seguridad de que tu proyecto es viable, ten por seguro que disfrutarás al máximo de la reforma de una vivienda diáfana como va a ser la tuya.

Ventajas de los espacios sin muros

Vivir en una casa sin tabiques supone una serie de beneficios que no tienen otro tipo de viviendas. Has de saber que, si eliges esta opción, comprobarás que:

  • Dispondrás de más cantidad de luz natural en toda la casa. Esto supone además un ahorro de energía, al no tener que hacer uso de la luz eléctrica.
  • Si tu piso tiene una buena orientación, también es probable que puedas disfrutar de una casa más cálida.
  • Las viviendas diáfanas disponen de una mejor ventilación natural, así como de una mayor facilidad para su limpieza.
  • Finalmente, gracias a la eliminación de las barreras espaciales, disfrutarás de una mayor libertad de movimientos en tu vivienda.
  • Los espacios dejan de ser agobiantes para pasar a ser mucho más funcionales y abiertos. Por ejemplo, si la cocina de tu piso es muy pequeña, gracias al open concept se acabó la sensación de claustrofobia.
  • Tirar tabiques no significa perder intimidad. Esto es debido a que muchos espacios pueden cerrarse con puertas o muros correderos, de cristal.. hay infinitas soluciones.
  • La limpieza visual que permite la reforma de una vivienda diáfana no es comparable con nada. Si tienes hijos podrás saber qué están haciendo con tan solo echar un vistazo a la casa.
  • Favorece la comunicación en la familia. La eliminación de barreras físicas también implica la supresión de barreras que impiden la comunicación en familia. Los espacios abiertos mejoran las relaciones personales, haciéndolas mucho más cercanas.

Como puedes comprobar los espacios abiertos conllevan una serie de ventajas que, tal vez, ni te hubieses imaginado. ¿Qué te parece?

reforma diafana

Estudio diáfano con un toque minimalista

Para que puedas ver con más facilidad todo lo que se puede hacer en la reforma de una vivienda diáfana, pasamos a ponerte de ejemplo la obra realizada en un estudio de 40 metros cuadrados con un toque minimalista.

Convertimos un piso poco acogedor y con aspecto cerrado en una casa moderna, funcional y luminosa. Estas son algunas cosas que puedes hacer en la reforma de una vivienda diáfana como la tuya:

1.- Eliminación de paredes

Las paredes que no servían y que no suponían un riesgo para la estructura del inmueble se eliminaron para ganar espacio. La unificación de estancias como la cocina y el salón permitieron brindar la posibilidad de crear un lugar público de reunión y ocio.

Esto no significa que no conserváramos algunos espacios privados como la habitación o el baño. La instalación de puertas correderas, incluso en la cocina, nos permitió dar un toque de privacidad a toda la casa.

2.- Instalación de armarios empotrados

Los armarios empotrados son una gran elección para la reforma de una vivienda diáfana. Dan sensación de mayor amplitud, aprovechan mejor el espacio disponible y favorecen el orden, así como la estética de la estancia a la que acompañan.

En el caso de nuestro estudio, se aprovechó para poner también algunos armarios empotrados y modulares en el salón. De esta forma, el espacio libre de las paredes se reutilizó para el almacenamiento. Toda una gran idea. ¿Y si además te decimos que dichos armarios los instalamos sin tiradores? La visión es la de una pared con modernos paneles acordes con la decoración minimalista del lugar.

3.- Puertas y muros correderos

Como decíamos antes, tener una vivienda diáfana no significa que los espacios no se puedan cerrar si se quiere. Lo ventajoso de todo esto es que estos cierres no son fijos como las paredes.

Optamos por instalar puertas correderas en toda la casa, así como un pequeño muro de separación entre la cocina y el salón. De esta manera, es el propio inquilino quien decide qué tipo de espacio quiere en cada momento: si más cerrado o más abierto.

Lo cierto es que la posibilidad de tener estas puertas correderas a mano es toda una ventaja para los pisos pequeños que no quieren perder versatilidad por el simple hecho de prescindir de sus tabiques. El resultado fue todo un acierto. Has de saber que este tipo de separaciones puedes escogerlas en cristal. De esta forma, se evitan los malos olores sin perder el contacto visual con la sala.

Otra opción son las persianas, muy de moda para la separación visual de estancias como, por ejemplo, las cocinas americanas.

4.- Espacios ocultos

El hueco de las paredes útiles se utilizó para la creación de espacios ocultos en su interior. La profundidad de estos muros se aprovechó para poder realizar estanterías y cajones ocultos que, finalmente, fueron cubiertos con paneles decorativos muy modernos.

De esta forma, se gana más espacio al piso y se crean nuevos rincones para el almacenamiento de cosas personales dentro de la vivienda.

5.- Adiós al pasillo

Esta zona de paso ocupa gran parte del espacio de una casa. Si lo unificamos con el resto de las habitaciones lo que estamos logrando es aumentar los metros disponibles dentro del estudio. Eso fue precisamente lo que hicimos. Dijimos adiós al pasillo y hola a un nuevo concepto de vivienda unificada sin necesidad de un camino comunicador entre estancias.

Al quitar el pasillo, el piso ganó en amplitud y limpieza visual, así como en espacio útil.

Opciones de combinar espacios en la reforma de una vivienda diáfana

Lo más interesante de este tipo de reformas es que podrás unir espacios que antes parecían imposibles. Lo divertido de todo esto es que, afortunadamente, no todas las casas son iguales. Ni tampoco la distribución de sus estancias.

En este tipo de reformas podrás escoger la combinación de espacios que mejor se adapte a las necesidades de tu hogar. Existen múltiples formas de combinar salas para hacerlas una sola. Así conseguimos ganar metros al piso, al mismo tiempo que favorecemos el mejor aprovechamiento de todo el espacio disponible.

Al eliminar paredes no solamente estamos ampliando la vivienda sino que, además, estamos haciendo que un piso de 40 metros cuadrados tenga un mayor número de posibilidades.

Mayor versatilidad en las zonas diáfanas

Gracias a la unificación de espacios podrás sacar mayor rentabilidad a tu vivienda. Hoy en día, las familias modernas también trabajan en casa mientras tienen que cuidar de los niños. ¿Te imaginas tener una estancia en la que se encuentre tu despacho y la zona de juegos de tus hijos?

Por medio de la reforma de una vivienda diáfana conseguirás adaptar lo que antes era un piso poco atractivo, a un hogar moderno y adaptado a las necesidades de las nuevas familias del siglo XXI.

Si estás interesado en llevar a cabo una obra como esta no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Somos especialistas en la reforma integral de viviendas diáfanas. Pídenos presupuesto sin compromiso.

WhatsApp chat