Conviértete en un interiorista profesional con estos consejos

Conviértete en un interiorista profesional con estos consejos

5 (100%) 4 votos


Seguro que disfrutas decorando habitaciones y haciendo de ellas un lugar más agradable. El interiorismo, además de decoración, implica saber gestionar el espacio de manera que sea más funcional a la par que bonito. Para no fallar en tus proyectos como interiorista te vamos a dar una serie de recomendaciones.

Consejos para sacar partido a una habitación

No importa si tienes que decorar el salón, una habitación pequeña o un comedor. Lo importante es que tengas las ideas claras y no te dejes llevar por la saturación.

Elige el mueble principal

El espacio de una sala es la herramienta con la que tienes que trabajar siempre que hagas de interiorista. Para ello, elige cuál va a ser el mueble principal de esa estancia. Puede ser un armario, una cama de matrimonio, una estantería, una mesa de comedor…Una vez que decidas el mueble protagonista piensa que todo, o casi todo lo que hagas después, ha de girar en torno a él.

La armonía del interiorista

Cumplido el punto uno es necesario empezar a escoger los elementos decorativos auxiliares que acompañarán al mueble principal. Nuestro consejo es que siempre busques la armonía entre ellos. Por ejemplo, si nuestro protagonista es el sofá del salón deberemos escoger unos acompañantes que sean armónicos con él y que no desentonen demasiado con el entorno que deseamos crear.

La combinación de colores

Interiorista

Siéntate y párate a pensar antes de decidir qué colores vas a poner como decoración. En este sentido, puedes jugar a los contrastes. Es decir, si el sofá es oscuro lo mejor es que elijas colores claros para que destaquen.Si el sofá es claro puedes jugar con una divertida combinación de colores llamativos, que aporten alegría y luz. El caso es crear sensaciones a través de la decoración. Si estás decorando una habitación infantil, por ejemplo, nunca debes elegir colores como el rojo, ya que no propician el descanso.

Trucos para habitaciones con poca luz natural

Cuando nos encontramos ante una sala sin ventanas o con poca entrada de luz exterior, lo más adecuado es incluir los elementos de iluminación como elementos con doble función. Es decir, su trabajo no solo será aportar más luz sino, también, decorar la habitación. De esta manera, estaremos aprovechando mejor el espacio.Utiliza lámparas que sean originales y que potencien los colores y el estilo que vas a utilizar para decorar.

Si estás ante una habitación muy pequeña que posee una ventana, evita siempre cubrirla con cortinas demasiado grandes. Recuerda que menos siempre es más.

La solución a las habitaciones pequeñas

No siempre disponemos del espacio que nos gustaría tener, pero eso no significa que no podamos decorar una habitación pequeña con gusto y aprovechando todas sus posibilidades.

Los interioristas profesionales siempre recomiendan que, para que una habitación parezca más grande, hay que:

  • Usar espejos en zonas estratégicas para que reflejen la luz y den más sensación de amplitud.
  • Si una habitación es pequeña y no tiene ventana, tú mismo puedes decorar la pared simulando una.
  • Puedes pintar un marco en la pared y colocar una cortina tras la que esconderás una de las luces de la habitación. Es una idea muy original que, sin duda, cambiará la imagen de la estancia.
  • Colocar los muebles grandes al fondo. La entrada a la habitación siempre ha de estar lo más despejada posible.
  • Utilizar muebles con doble función. Seguro que has visto que existen mesas que esconden pequeños taburetes, o sofás que tienen arcones en los reposabrazos. Este tipo de mobiliario es el perfecto para espacios pequeños.
  • Usar cuadros y otros elementos decorativos para romper el campo visual de una pared, reduciendo así su peso.

 

Evitar espacios saturados

El lema de todo buen interiorista es saber que el arte está en evitar la sobre decoración de las estancias. Es decir, hay lugares que piden espacios en blanco, sin nada que perturbe su armonía. Todo se trata de potenciar tu instinto visual para detectar qué cosas sí han de estar presentes en tu proyecto decorativo y qué cosas son prescindibles porque su única labor es la crear claustrofobia.

Confía en tu buen gusto

Cuando te pongas manos a la obra has de hacerlo con confianza y siempre creyendo en tus posibilidades. Prueba diferentes combinaciones de colores en las tiendas a las que acudas o en tu casa haciendo dibujos de la habitación. Al fin y al cabo, quien debe estar conforme siempre con la decoración de un lugar es la persona que va a habitar en él.

Publicado el en Consejos Deja un comentario

Sobre el Autor

Reformadisimo

Una empresa de Reformas seria y profesional con una clara orientación de servicio al cliente. Reformadísimo cuenta con todos los medios técnicos y las medidas de seguridad, así como con un equipo de profesionales altamente cualificados que desempeñan todos los oficios de la construcción. Contamos con un Departamento Técnico compuesto por Arquitectos, Aparejadores, Ingenieros e Interioristas. Gracias nuestra experiencia y volumen podemos ofrecer la mejor relación calidad-precio del mercado.

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies