El solado es una de las partes más importantes de la vivienda. No solo ofrece una larga durabilidad incluso con altas intensidades de uso, sino que además actúa como un elemento decorativo destacado y muy a tener en cuenta. Por este motivo, es importante saber qué clase de suelo elegir según funcionalidad y estilo. Los suelos de madera son los más utilizados por su calidez, elegancia y confort ¿quieres saber qué tipos de parquet encajan mejor en tu casa? No te pierdas la siguiente información. 

Consejos para elegir el mejor parquet

La elección de un parquet que se ajuste a la perfección a las necesidades de una vivienda es todo un proceso. Acertar en esta decisión es clave para el diseño interior del resto de la casa. Para ello, es necesario seguir una serie de pautas que nos ayuden a elegir el tipo de parquet que mejor cumpla con nuestras exigencias. Toma nota:

  • Establecer necesidades y uso: por ejemplo, en espacios de mucho tránsito necesitaremos de parquets más resistentes hechos con maderas de dureza superior. De lo contrario, el desgaste del suelo será mucho mayor y habrá que cambiarlo antes de lo previsto. De igual modo, es necesario saber qué espacios como cocina o baño, necesitan de parquets resistentes a la humedad, a fin de descartar maderas como la haya. 
  • Instalación y método de puesta en obra: este es otro punto a tener muy en cuenta a la hora de elegir un parquet. Por ejemplo, la instalación de la tarima flotante es mucho más sencilla que la del parquet, pero requiere de unas características de soporte especiales. De hecho, la tarima flotante no se puede considerar como un tipo de parquet, ya que no hace referencia a una clase de madera, sino más bien a un sistema de instalación. 
  • Diseño y estética: el aspecto final, el color o las peculiaridades del barniz son aspectos a considerar cuando nos decantamos por un parquet u otro. Ten en cuenta que de este resultado final va a depender la elección del mobiliario o el estilo de la decoración del espacio. Por ejemplo, los tonos de madera oscuros son perfectos para ambientes fríos o vivos, mientras que las maderas claras combinan mejor con toda clase de tonalidades. Si te gustan los suelos de parquet rojizos lo mejor es optar por un mobiliario claro. Por último, para un buen resultado estético, también es fundamental contar con la orientación de la habitación y la cantidad de luz natural que incide sobre el suelo. Para los espacios más luminosos lo más recomendable son parquets en tonos claros, ya que consiguen aumentar su luminosidad. 

Diferentes tipos de parquet y sus características

Ahora que ya tenemos claro qué pautas seguir antes de elegir un parquet, es momento de conocer su tipología. Cada tipo de parquet tiene sus propias características. Te recomendamos que las conozcas todas a fin de tomar una elección más acertada. Estos son los tipos de parquet actualmente presentes en el mercado:

Parquet encolado

Este pavimento se le llama así precisamente porque va fijado al suelo mediante cola. El parquet encolado es un conjunto de listones sin tratar (vírgenes) que normalmente, se pulen y barnizan tras su instalación. Esta clase de parquet es totalmente macizo, con grosores que rondan los 8 y 14 mm. El parquet encolado es fácil de distinguir debido a que el corte de sus piezas es irregular, dando lugar a diseños tan conocidos como el de espigas. El proceso de instalación de este tipo de parquet es bastante laborioso. Por este motivo, se ha visto desplazado por otros parquets modernos más sencillos de colocar. 

Dentro del parquet encolado nos encontramos con dos tipologías más. El parquet de damas y la tablilla o lamparquet. El parquet de damas está formado por tablillas pequeñas y rectangulares que se unen para formar figuras geométricas que recuerdan a un tablero de damas. Por su parte, la tablilla o lamparquet son tablas de madera maciza medianas que van previamente encoladas y se colocan sobre la superficie para después ser pulidas y barnizadas. Su tamaño, por lo general, oscila entre los 15 – 40 cm de largo, los 30 – 75 mm de ancho y los 9 – 12 mm de grosor. La verdad que este es uno de los parquets más creativos, ya que permite el diseño de formas geométricas a tu antojo, así como la combinación de diferentes clases de madera y sus tonalidades. 

Finalmente, para terminar de hablar del parquet encolado tenemos que hacer mención de lo que se conoce como tablilla de gran formato. Este es un parquet encolado de dimensiones superiores que pueden llegar a alcanzar los 96 cm de largo, los 80 mm de ancho y los 14 mm de grosor. Es por este motivo, que su instalación requiere de un proceso mucho más meticuloso y delicado. 

Parquet industrial

Este tipo de parquet surge como resultado del aprovechamiento en su fabricación de otros parquets y tarimas. Su apariencia es de listones rectangulares que se agrupan de canto para conformar losetas de 25×25. Hoy día, la fabricación del parquet industrial se hace por encargo, ya que no se aprovechan los desechos de otros parquets para su elaboración. El parquet industrial es muy utilizado para en espacios abiertos, modernos y de estilo industrializado

Parquet hidráulico

Este es un parquet que aún se puede ver en algunas viviendas, pero que se dejó de fabricar hace un par de décadas. Aun así, se siguen encargando trabajos para su restauración, ya que compensa debido a su larga vida útil. EL parquet hidráulico está formado por losetas con diferentes figuras geométricas que son pegadas con asfalto a losetas de mortero hidráulico para después ser pulidas y barnizadas. 

Parquet flotante multicapa

Como decíamos anteriormente, el nombre de este tipo de parquet hace referencia a su instalación. El parquet flotante es el suelo de madera más utilizado en la actualidad. Su precio y fácil colocación lo hacen ideal para cualquier tipo de vivienda. Por lo general, esta clase de parquet viene acabada con algún tipo de barniz o aceite. Aunque también los podemos encontrar al natural para dar su acabado final en obra. Al principio el parquet flotante solo se instalaba sobre una estructura colocada encima del suelo. Pero con el paso del tiempo han comenzado a aparecer algunas variantes, tales como:

  • Con cola en las ranuras en el que el parquet va unido con un sistema de ranuras y lengüetas unidas entre sí mediante encolado. 
  • Con sistema clic a través de un método de anclaje que solo necesita un pequeño clic para su instalación.
  • Encolado a superficie en el que el parquet va pegado directamente al suelo. Para evitar posibles deformaciones es necesario que este tipo de parquet flotante cumpla con una serie de características, por lo que generalmente se presenta en 2 capas. 

Otros suelos de madera que no se pueden llamar parquet

Existen otros suelos de madera que se consideran parquet aunque en realidad no lo son. Tenemos que recordar que para que un pavimento sea denominado parquet ha de tener una capa de madera noble de 2.5 mm. Por ejemplo, los suelos de chapa de madera son un sucedáneo del parquet multicapa, pero no pueden considerarse como parquet, debido a que el grosor de este suelo es menor a 1 mm. Por esta razón, se utiliza para recubrir el solado con maderas más escasas y, por lo tanto, más caras como, por ejemplo, la madera de palo santo, el cebrano o la teka. 

Lo mismo sucede con el pavimento de bambú que no se puede considerar parquet ni tarima, ya que el bambú es una hierba y no una madera. Aun así, los suelos de bambú se utilizan debido a la extremada dureza de esta planta tropical. El resultado es un parquet ecológico que se puede pulir y barnizar.  

Dentro de la clasificación de suelos que parecen parquet, pero no lo son también debemos incluir:

  • Suelos PVC Composite (vinílicos): esta clase de pavimentos con imitación a la madera se han vuelto muy populares, ya que son muy resistentes, totalmente impermeables e ideales para hogares con mascotas. Por otro lado, el composite es un material muy estable térmicamente hablando lo cual lo hace perfecto para casas y pisos muy soleados. 
  • Suelos laminados sintéticos: estas láminas decorativas que imitan a la madera son muy fáciles de instalar y sencillas de limpiar. Su superficie está recubierta por un material de plástico llamado overlay que ofrece gran resistencia frente a los impactos y arañazos. Por lo tanto, son suelos muy aptos para zonas con mucho tránsito.  
  • Baldosas con efecto madera: esta es una de las tendencias con más aceptación dentro del mundo del diseño. Se trata de baldosas que reflejan la belleza natural de la madera, pero con la durabilidad y fácil mantenimiento de una baldosa. Su instalación predomina sobre todo en terrazas y suelos de exterior. 

Si estás pensando en cambiar el suelo de tu casa o quieres aprovechar una reforma para renovar el pavimento, ponte en contacto con Reformadísimo. Ponemos a tu disposición a todo un equipo de expertos en la colocación de los diferentes tipos de parquet. Pídenos presupuesto sin compromiso

Contenido validado por: Carmen María de la Rubia Cortel
CEO- Directora técnica en Reformadisimo
Abrir chat