El verde es uno de los tonos más empleados en la decoración de las viviendas. Se utiliza en todos los ambientes y entornos. Y aunque se puede utilizar en todas sus tonalidades, las más utilizadas son las de color verde claro. No sólo porque son las que mejor combinan con otros elementos y colores dentro de un hogar. También porque son las que más relajantes resultan.

A pesar de esto, el verde también puede utilizarse en decoración en tonos más fuertes. Solo que en estas ocasiones, conviene no abusar, porque se puede crear un espacio algo agobiante. Y también tener ganas de sustituirlo por otro color que resulte más calmante. Pero no siempre es así. El caso es que el uso del color verde en decoración.

El color verde en los dormitorios

Uno de los puntos de una casa donde más se suele encontrar el color verde, sobre todo en las paredes, es el dormitorio. Pero como hemos dicho, en sus tonos más claros. Esto se debe a que es un tono que resulta relajante, y en un dormitorio, invita a la calma. Justo el ambiente que se necesita para poder dormir a pierna suelta.

Es especialmente común en dormitorios infantiles que no se quieren decorar con los típicos azules y rosas. Sino en otros tonos más neutrales y que cuadren bien tanto si el bebé es un niño como si es una niña. En este caso, también se suele utilizar el verde claro.

Además de resultar calmante, el verde claro suele combinar muy bien con los muebles infantiles, que en muchos casos son de color blanco. Sobre todo, los de los bebés y los niños más pequeños.

En cualquier caso, combinar el color verde con muebles en dormitorios resulta muy sencillo. Como hemos comentado, va muy bien con el color blanco. Pero también con prácticamente todos los tonos de madera. Da igual que sean claros que oscuros. Rústicos o de estilo moderno. Si son de madera, combinarán bien con unas paredes verdes.

Para contrastar con este verde, y si se busca una experiencia aún más relajante todavía, introduce otros elementos de dicho color en el dormitorio. Una alfombra, la colcha de la cama, unos cojines, etc.

El color verde en otras estancias de la casa

Un salón con las paredes en color verde claro invitará al relax. Pero si buscas un efecto de contraste, puedes recurrir a pintar una pared con un tono de verde más fuerte que el resto. Por ejemplo, la pared contra la que se coloca el televisor y las librerías.

Un despacho o lugar de estudio con las paredes pintadas en color verde suave y contrastado luego con muebles de madera invitará a la calma y la concentración. Tanto trabajar como estudiar requieren un cierto nivel de concentración, por lo que un tono relajante ayuda a conseguirla.


el-color-verde-y-su-papel-en-la-decoraciOn-de-una-vivienda

En la cocina el verde se utiliza menos. Pero hay estilos de cocinas que parecen pedir un tono verde. Es el caso de las de los ambientes rústicos y los hogares que se encuentren en plena naturaleza. Un tono verde pastel en estos casos, combinado con mobiliario en madera, es perfecto para cocinas de estilo rústico.

No te preocupes por tener que combinarlo con electrodomésticos. Hemos visto anteriormente que con el blanco va muy bien. Y a los que tengan acabado metalizado, les aporta un punto de suavidad. De esta manera contribuye a que tengan un aspecto menos duro.

El color verde en los muebles

Hay bastantes modelos de mueble, sobre todo de un estilo retro, o más antiguos, que son de color verde. En este caso, no conviene ubicarlos en estancias que tengan las paredes del mismo color. A no ser que las diferencia entre el tono de las paredes y el del mueble sean muy acusadas y contrasten.

No obstante, quedarán bien en estancias con paredes de color blanco o vainilla. También con las de tonos beige.

Además, si eres un poco “manitas”, puedes restaurar un mueble para darle un aspecto antiguo gracias al color verde. También a una técnica de pintura que da a las superficies aspecto de haber sido pintadas con una tiza. Se denominad Chalk Paint. Combinando estos dos elementos, cualquier mueble parecerá que tiene varias décadas más de las que acumula en realidad.

Combinaciones del color verde con otros tonos

Como hemos comentado a lo largo de este post, el color verde combina muy bien con varios tonos. Sin duda, con el que más, con el blanco. Pero también con cualquier tonalidad de madera.

En general, queda bien cuando se utiliza con cualquier tono neutro. Por ejemplo, con los grises suaves. Incluso con un vainilla. Y con los tonos tierra.

WhatsApp chat