Las reformas en viviendas implican a menudo la eliminación de paredes que, en teoría, no se pueden tirar. Estamos hablando de los muros de carga, elementos cuya función va mucho más allá de la de separar y acondicionar espacios. Detectarlos es un paso sumamente importante para el éxito de cualquier obra, especialmente en casas rurales o edificios antiguos. Pero, ¿se puede tirar un muro de carga en una reforma?

Cómo identificar un muro de carga

Los muros de carga son elementos que poseen una función estructural más que divisoria (tabique). Es decir, su misión es la de sujetar el peso y estabilización del edificio o la casa a reformar. Su eliminación, por tanto, podría afectar directamente a la estabilidad del inmueble.

Entonces, ¿cómo podemos identificar un muro de carga? Lo primero es conocer la diferencia entre un muro de carga y un tabique. Aunque todas las paredes de una casa nos parezcan iguales, lo cierto es que existen diferencias importantes entre ellas. Los tabiques son aquellos elementos divisorios que se utilizan para delimitar las distintas estancias en una casa. Derribar un tabique supone una operación sin complicaciones. Por el contrario, tirar un muro de carga es un trabajo mucho más delicado, ya que esta operación afecta directamente a la estructura del edificio.

Estas son las características principales de un muro de carga:

  1. Su espesor es mayor que el de resto de paredes. Por lo general los muros de carga tienen un grosor superior a los 30 cm. Mientras que en los tabiques no supera los 10 cm.
  2. La posición es también un claro identificador de muros de carga. El perímetro de una escalera suele estar formado por muros de carga, así como las estructuras horizontales hechas con vigas o losas de forjado.
  3. El sonido es otra pista que podemos utilizar para detectar muros de carga. Si al dar un golpe sobre la superficie la sensación es de un elemento macizo y no hueco entonces estamos ante un muro de carga.
  4. En las casas muy antiguos suele pasar que los tabiques han pasado a formar parte de la estructura de la vivienda. Es decir, actúan como muros de carga. Lo sabrás porque el tiempo suele haberlos deformado, produciendo una especie de asiento en la estructura horizontal.

Para evitar problemas mayores por un error en la localización de los muros de carga lo más recomendable es contar con la ayuda de una empresa especializada en reformas integrales como Reformadísimo. Y es que tirar un muro de carga nunca se puede hacer sin antes medir los riesgos que se podrían plantear de cara a la estabilidad del edificio o casa.

Consejos para tirar un muro de carga sin problemas

Derribar un tabique supone un nuevo reparto de cargas hacia otros elementos constructivos o paredes. Sin embargo, tirar un muro de carga es un trabajo mucho más complicado, ya que requiere de un análisis previo muy riguroso. Un simple fallo podría poner en peligro la estabilidad del inmueble. No sería la primera vez que una casa se derrumba por el derribo de muros de carga confundidos con tabiques.

Estas son nuestras recomendaciones para evitar problemas mayores dentro de tu reforma:

  • Busca el asesoramiento de un técnico especializado en esta clase de trabajos. Se trata de un profesional capacitado para analizar la situación actual de la vivienda, así como del resto de las plantas. Él mejor que nadie sabrá detectar la posición de los muros de carga para determinar cuáles se pueden tocar y cuáles no. Es importante además detectar posibles grietas en otros pisos para evitar posibles reclamaciones por parte de los vecinos. El técnico se encargará de hacer fotografías que servirán como documento probatorio que habrá de ser firmado por un perito.
  • Cumple con todos los permisos y requisitos para hacer esta reforma. Avisa a la comunidad de vecinos y solicita en tu Ayuntamiento una licencia de obra mayor.
  • Cuenta siempre con el asesoramiento de un arquitecto o empresa especializada en tirar muros de carga. Ellos organizarán todo el trabajo minimizando siempre los posibles riesgos. Trabajar con una empresa como Reformadísimo es una garantía total de trabajar con verdaderos profesionales que se encargarán de sacar todos los permisos necesarios para la obra, así como de operar siempre con un seguro de obra que se encargue de cubrir cualquier desperfecto. Una verdadera tranquilidad para ti.

Cómo agujerear muros de carga

A veces, no se necesita tirar un muro de carga en su totalidad. Hay personas que necesitan abrir huecos dentro de ellos. Esto no supone una operación más sencilla. Recuerda que tocar este elemento constructivo es sumamente delicado y debe ser llevado a cabo siempre por profesionales. Y es que un agujero dentro de un muro de carga implica la redistribución de cargas, así como el cálculo que nos permita reforzar el resto de la estructura.

Esta operación también requiere de permisos de obra mayor, así como de trabajadores cualificados para ello.

Los pasos para agujerear un muro de carga son:

  1. Quitar el revestimiento del muro, el falso techo donde se unen el muro y el forjado.
  2. Levantar el pavimento y los rellenos para dejar a la vista la parte que va a ser eliminada.
  3. Realizar dos rozas verticales justo en los límites del hueco que vamos a abrir. Justo ahí colocaremos dos pilares metálicos que nos servirán como soporte de cargas.
  4. A continuación se colocan las placas de anclaje arriba y abajo de las rozas verticales que hemos hecho.
  5. Soldar los pilares metálicos las rozas tanto es su parte superior como inferior.
  6. Colocar dos vigas cargadero tipo UPN apoyadas sobre los angulares de la cabeza de los pilares, para luego unirlas mediante unas pletinas de acero.
  7. Finalmente, ya se puede proceder a abrir el hueco en el muro de carga elegido.

Este trabajo no debe realizarse bajo ningún concepto sin la supervisión de un técnico cualificado.

Cómo sustituir un muro de carga por una viga

Una manera de conseguir espacios diáfanos dentro de una vivienda es mediante la eliminación de muros de carga y su reemplazo por vigas. Volvemos a encontrarnos con un trabajo sumamente delicado que solo debe ser llevado a cabo por profesionales. Recuerda que la estructura del edificio o casa podría verse afectado gravemente.

Los pasos a seguir para tirar un muro de carga y sustituirlo por una viga son:

  • Contratar a alguien para que determine que realmente estás ante un muro de carga. Especialmente, si se trata de una construcción antigua. Una manera de hacerlo es siguiendo la dirección de las vigas, las cuales siempre van en perpendicular a los muros.
  • Eliminar todo el revestimiento de la pared y comprobar su pasan instalaciones importantes de luz, agua o gas. En el caso de que así sea, habrá que retirarlas antes de empezar con la demolición del propio muro. Para que la pared quede totalmente a la vista necesitas también quitar el revestimiento tanto del techo como del suelo.
  • Apuntalar el forjado próximo al muro de carga que se va a tirar para una mayor seguridad durante las obras. Para ello, existen diferentes tipos de puntales según su uso.
  • El paso siguiente consiste en abrir un agujero en la mitad interior del muro, lugar donde irá ubicada la viga. A continuación, hay que hacer lo mismo con la otra parte del muro. Ten en cuenta que el largo del hueco ha de ser la misma medida que la viga más unos 20 cm para apoyar el muro.
  • Colocar la viga con cuidado para que el peso que soportaba el muro ahora recaiga sobre ella. Este trabajo es sumamente delicado, por lo que debe realizarse con mucha precaución. Una vez colocada la viga ya se puede ir eliminando el muro poco a poco. Haz unas marcas con una radial para que la demolición sea más sencilla.
  • A continuación, ya se puede proceder a rematarla según el estilo que se prefiera (industrial, tradicional, moderno, etc.) Esta es el momento más divertido y placentero, ya que el espacio se abre dando lugar a una nueva estancia que antes no estaba.

Conclusión

¿Se puede tirar un muro de carga? La respuesta es sí. Sin embargo, se trata de una operación que necesita de profesionales cualificados. Las obras que requieren hacer tanto huecos en muros de carga como sustituciones por vigas son de alto riesgo. Estamos ante elementos que afectan directamente a la estabilidad del inmueble. Un pequeño fallo podría tirar toda la construcción al suelo. Un verdadero quebradero de cabeza y un problema legal con importantes consecuencias.

Por esta razón, opta siempre por la contratación de profesionales como los que se encuentran en Reformadísimo. Tenemos una amplia experiencia en trabajos de demolición de muros de carga. Además, ponemos a tu disposición todo un equipo de técnicos que te asesorarán en todo momento para evitar riesgos innecesarios. ¿Necesitas abrir espacio en casa y hay que tirar muros de carga? Ponte en contacto con nosotros y te facilitaremos sin compromiso un presupuesto ajustado a tus necesidades. Logra por fin la casa de tus sueños sin necesidad de ponerla en riesgo.

WhatsApp chat