Actualmente, con las mejoras en la fabricación de materiales en cuanto a eficiencia energética y opciones disponibles, cada vez es más fácil aumentar el nivel de comodidad en una habitación. Plantearse en una reforma aislar acústicamente una habitación es algo bastante común, sobre todo si se trata del dormitorio, que es una habitación destinada para el descanso. Existen una variedad de sistemas de aislamiento acústico y en este artículo hablaremos de ellos. En Reformadisimo somos expertos en aislamiento acústico de viviendas, y expertos en Reformas Integrales en Madrid.

Cuando nos interesa aislar acústicamente una habitación es porque queremos impedir que los ruidos provenientes del exterior o incluso del resto de la casa se filtren al interior de la habitación. La mayoría de las veces consiste en insonorizar el dormitorio, ya que es el cuarto destinado al descanso. Recuerda que al realizar una reforma siempre conseguirás revalorizar tu vivienda.

Aislar acústicamente una habitación impide que los ruidos del exterior entren en ella, creando un lugar silencioso donde poder dormir sin interrupciones. Veremos también que, además e insonorizar paredes y techo podemos completar el aislamiento acústico de otras formas.

Para saber qué aislante será el mejor para la habitación que queremos aislar deberemos tener en cuenta la situación del cuarto y la manera en la que se propaga el sonido.

Hay elementos que nos pueden ayudar a que el aislamiento sea más efectivo. Estos elementos o medidas suelen ser independientes de la colocación de aislamientos.

Tipos de ruidos en la vivienda

Si existen diferentes mecanismos de aislamiento es porque los ruidos llegan a nuestra casa de varias maneras. Los ruidos aéreos son aquellos que se transmiten a través del aire, como el ruido que procede de la calle o la música del vecino. Mientras que los ruidos de impacto pueden llegar hasta ti a través de elementos rígidos del edificio como las paredes. El típico caso es el desagradable sonido de los tacones de tu vecina o el provocado por la vibración de la lavadora centrifugando.

Para convertir tu hogar en un lugar lo más aislado acústicamente posible, tendrás que tomar medidas para evitar ambos tipos de ruidos. Por suerte, se trata de reformas que no son de gran entidad y, por tanto, quedan listas en muy poco tiempo.

Algunos consejos para ayudar en el aislamiento acústico

Conocer la fuente de los sonidos molestos

Lo primero que tendremos que determinar es de dónde provienen los ruidos. También deberemos prestar atención a las frecuencias de los sonidos que entran en el cuarto. Si se trata de ruidos provenientes de otros lugares de la casa, del edificio o del exterior.

Esto nos ayudará a escoger los sistemas de aislamiento acústico más eficientes para el dormitorio.

Aislar todas las paredes y el techo de la habitación

No solo con aislar las paredes tendremos suficiente. El aislamiento del techo es fundamental para conseguir aislar la habitación de los ruidos. Si se trata de un piso con viviendas superiores más razón para hacerlo.

Inevitablemente el techo bajará varios centímetros si añadimos paneles aislantes del material escogido. Esto es algo que tenemos que tener en cuenta pero que sin duda merecerá la pena para aislar acústicamente el dormitorio. Es posible que perdamos entre 10 y 15 centímetros de la altura de la habitación.

Si quieres minimizar el ruido que llega desde el piso de arriba, e incluso causar menos molestias a los vecinos que viven encima de ti, deberías plantearte instalar un sistema de techo suspendido. Su particularidad es que tiene unos anclajes que absorben las vibraciones, lo que reduce la llegada de ruidos de impacto.

En caso de lo que te molesten sean sencillamente ruidos aéreos, bastará con que pongas un falso techo al estilo tradicional separado unos 10 cm del techo original de tu vivienda. En el hueco restante se introduce aislante y así se reducen mucho las molestias.

7 sistemas-de-aislamiento-acustico-para-el-dormitorio

Aislamiento fácil en el suelo

Un entarimado flotante de madera puede ayudar a aislar la habitación del sonido y de las vibraciones exteriores.

La madera en cualquier superficie será un aliado perfecto para completar un aislamiento acústico en un dormitorio.

Las alfombras pueden ayudar a mitigar los sonidos exteriores. Cubrir los suelos con alfombras, además de ayudar con un ambiente acogedor y cálido puede ayudarnos a reducir los ruidos y las vibraciones.

En caso de que vayas a cambiar el suelo de casa, aprovecha esta reforma para adoptar medidas de aislamiento. Puedes conseguirlo con algo tan sencillo como colocar una barrera acústica antes de instalar el suelo. Normalmente basta con usar paneles aislantes de lana de roca o de fibra de celulosa de alta densidad.

Notarás que te llegan muchos menos ruidos procedentes de los vecinos de abajo y tú también les molestarás menos a ellos, así que todos viviréis más tranquilos.

Instalación de ventanas aislantes

Si recibes mucho ruido de la calle, es hora de cambiar las ventanas. Para la estructura escoge un perfil de PVC (es más aislante que el aluminio) y mucho mejor si te decides por modelos batientes u oscilobatientes, porque consiguen hacer un cierre más hermético.

Presta atención también a los cristales. En lugar de escoger un modelo tradicional, opta por versiones algo más gruesas, de entre 6 y 8 mm.

En caso de que no estés interesado en cambiar las ventanas, o si ya has hecho esta reforma y no ha sido suficiente, plantéate entonces instalar un doble acristalamiento. Se trata de poner otra ventana por delante de la que ya tienes instalada. No solo notarás que te llega mucho menos ruido, también mejorarás de forma notable el aislamiento térmico de tu casa.

Lo ideal es instalar ventanas de doble cristal o ventanas dobles para mitigar los ruidos de la calle.

Las ventanas dobles son simplemente eso: una ventana interior y otra exterior. Las ventanas con doble cristal aislante, por otro lado, son ventanas gruesas con doble cristal.

Cualquiera de estas opciones puede marcar la diferencia para aislar un dormitorio de los sonidos externos.

Aislamiento de la puerta del dormitorio

En este caso existe la opción de insonorizar la puerta que ya tenemos en la habitación o reemplazarla por una puerta insonorizada.

Existen variedades de puertas acústicas que podemos instalar y también complementos que podemos añadir a la puerta para ayudar con el aislamiento.

Puede que una puerta aislante no sea la primera opción a tener en cuenta para frenar los ruidos que entran en la habitación. Este es un elemento que deberíamos tener en cuenta una vez hemos insonorizado las ventanas y las paredes de la habitación.

En caso de que el ruido que te molesta provenga directamente de tu casa, puede ser buena idea cambiar las puertas interiores (que suelen ser huecas o prácticamente huecas), por puertas macizas. Notarás que en cuanto cierras una puerta de este tipo sale mucho menos ruido de la habitación y también entra mucho menos.

Hoy en día es fácil encontrar puertas macizas de interior que se amoldan a todo tipo de estilos decorativos. Además, su instalación no difiere en nada de la de los modelos más livianos.

Aislamiento acústico en la caja de la persiana

A veces se nos olvida que por la caja de la persiana puede entrar ruido y frío si no está correctamente aislada del exterior. En muchas ocasiones, aunque está perfectamente aislada del frío, el ruido de la calle puede seguir entrando.

Una manta aislante colocada de forma adecuada en la caja de la persiana contribuirá a evitar la entrada de frío y de ruidos del exterior.

Para escoger un material de aislamiento ideal para un dormitorio deberemos consultar con expertos en reformas y que tengan experiencia en este campo. Lo ideal es que nos asesoren en cuanto a los sistemas de aislamiento acústico que existen en el mercado y cuál es el más indicado.

Si queremos aislar acústicamente un dormitorio respecto a los ruidos que pueden producirse en el interior de la casa podemos recurrir a materiales de aislamiento más sencillos. Estos materiales pueden ser el fieltro o la espuma acústica, que son materiales absorbentes acústicos ideales para aislamientos sencillos.

El sonido viaja y rebota contra las superficies duras, y a diferencia de estas, los materiales blandos absorberán los sonidos.

Los materiales blandos como alfombras, tapizados o sofás, pueden ser perfectos para terminar de amortiguar los sonidos de la casa.

Sistemas de aislamiento acústico

Antes de escoger el material ideal para el aislamiento acústico del dormitorio lo ideal es que un experto nos asesore. Además no debemos olvidar medir los dB de los sonidos que entran en la habitación, pues no todos los aislantes tienen la misma capacidad aislante.

Fibras de poliéster

Este material es especialmente útil para las bajas frecuencias. Es uno de los materiales más porosos del mercado.

Las fibras de poliéster se colocan en techos y paredes. Es bastante conveniente crear una cámara de aire en las paredes, aunque esto ocupe algo de espacio. Las cámaras de aire ayudan al aislamiento de una habitación. Esto también ocurre con el aislamiento térmico.

Este tipo de aislamiento se utiliza para las paredes interiores de las viviendas, así que es perfecto para el aislamiento acústico de una habitación independiente.

Lana de roca

Este material no solo es un perfecto aislante térmico sino que también podemos usarlo como aislante acústico.

Se trata de un material fibroso fabricado mediante rocas volcánicas. Además de ser muy efectivo para insonorizar, es un material prácticamente incombustible.

Es perfecto como aislante térmico, tanto para bajas como para altas temperaturas. También soporta muy bien las humedades, así que es perfecto para utilizarlo en paredes y techos interiores. Conoce aquí los métodos para combatir la humedad en casa.

Fibra de vidrio

Este material se consigue tras fundir arena y vidrio reciclado en un horno a altas temperaturas.

Estas fibras son perfectas para el aislamiento acústico de una habitación. Se trata de otro material que se usa también con frecuencia como aislante térmico.

La fibra de vidrio es uno de los materiales más eficientes en cuanto a absorción de ruidos.

Polietileno

Este material se suele encontrar en planchas aunque también en formato de espuma.

El polietileno tiene una capacidad superior a las fibras de poliéster en cuanto a la absorción del sonido. Es perfecto para aislar un dormitorio de los sonidos del exterior.

El polietileno en espuma es muy ligero y perfecto para instalarlo en paredes y entre los tabiques de separación.

Espuma de resina de melamina

Este material de muy baja densidad es perfecto para el aislamiento acústico. Es uno de los materiales más ligeros que podemos encontrar en el mercado.

El grado de absorción sonora dependerá del grosor de la capa que se coloque de espuma de melamina.

Suelen tener un diseño decorativo, lo cual es perfecto para dejarlo a la vista, salvo que queramos lo contrario.

Poliuretano

Es uno de los sistemas de aislamiento acústico bastante económicos. Se presenta en planchas y espumas, al igual que otros aislantes como el polietileno.

Cuando lo encontramos en planchas, tienen varias formas y densidades diferentes. Este tipo de opciones en cuanto a las planchas nos permite mejorar el aislamiento en función de la necesidad.

Podemos utilizarlo perfectamente para paredes y techos interiores. Son de fácil instalación pero siempre es recomendable dejarle estas tareas a un experto.

Pladur

Este no es un elemento aislante en sí pero se puede utilizar para reforzar las paredes como sistema de aislamiento acústico.

El pladur es un material barato y que puede ser muy eficiente.

De nuevo, lo ideal es consultar a un experto para ver las necesidades concretas del dormitorio que queremos aislar.

Cuando hablamos de un piso que da a una calle transitada, la opción de aislar acústicamente un dormitorio es bastante sensata. Los ruidos del tráfico o de la gente en la calle pueden impedir el descanso, sobre todo si no contamos con ventanas dobles de cristal aislante.

Siempre podemos colocar una tarima flotante, alfombras y cortinas de tela. Cualquier elemento de tejido, que sea esponjoso, ayudará.

Mejora el aislamiento acústico con la decoración

En caso de que desees profundizar todavía un poco más en el aislamiento de tu casa, puedes hacerlo a través de elementos de decoración.

Por ejemplo, si pones en una pared una estantería repleta de libros, estos amortiguarán en gran medida el sonido que llegue desde el otro lado de ese paramento.

Si en el dormitorio te molestan los ruidos de la casa de al lado, prueba a colgar un tapiz o una alfombra en la zona del cabecero. Conseguirás un efecto decorativo muy bonito y, a la vez, oirás menos a los vecinos y ellos también te escucharán menos a ti.

Para aquellos a los que les molesta es el ruido procedente del piso de abajo, o que no quieren molestar de más a sus vecinos, nada tan sencillo como colocar una alfombra mullida en el suelo.

¿Te imaginabas que existían tantas formas de aislar una casa del ruido? Si te estás planteando reformar tu casa e introducir mejoras para aumentar el aislamiento, ya sabes que nos tienes a tu disposición.

Esperamos que esta lista de sistemas de aislamiento acústico y los consejos para poder hacer un aislamiento perfecto te hayan resultado de utilidad.

Si quieres leer más artículos sobre reformas en el hogar, en nuestro blog puedes echar un vistazo a algunos temas que pueden interesarte:

8 métodos de aislamiento térmico y en qué beneficia al medio ambiente.

Cómo dar un nuevo aire a un cuarto de baño en una reforma.

Requisitos básicos para reformar un local como vivienda.

Si quieres hacer una reforma puedes obtener toda la información en nuestra página web. También puedes contactarnos y pedir un presupuesto sin compromiso.

 

Contenido validado por María Luisa De La Rubia
Socia Fundadora en Reformadisimo
`