Reformas en la cocina: las principales soluciones a tener en cuenta

Reformas en la cocina: las principales soluciones a tener en cuenta

5 (100%) 1 voto


En muchas regiones, comer en la cocina es una costumbre muy arraigada. Lo malo es que, en muchos casos, el tamaño de las cocinas lo impide. Sobre todo, en el caso de los pisos pequeños. No obstante, siempre hay alguna solución que te permitirá disfrutar de las comidas en la cocina. Hablemos de Reformas en la cocina.

Es cuestión de dar con la fórmula adecuada y, si te parece muy complicado o no lo ves claro, dejarte aconsejar. A ello te pueden ayudar los expertos de una empresa de reformas como Reformadísimo. A la hora de planificar la reforma, tanto de la cocina como de tu vivienda entera, tendrán en cuenta tus preferencias. También tus necesidades. Con esto en mente, y en función de las características de la cocina, te propondrán la solución más adecuada.

Soluciones para poder comer en la cocina: mesas y barras

Si tu cocina es lo bastante grande, para poder comer en la cocina basta con reservar un espacio para una mesa y unas sillas. Este espacio debe estar separado de la zona de preparación de los platos, y debe contar con determinadas características. Por ejemplo, con una iluminación adecuada.

Para ello, nada mejor que instalar un punto de luz para una lámpara o un foco durante la reforma en el techo, justo sobre la zona donde se colocará la mesa. También hay que tener cuidado de que la zona donde se va a colocar la mesa no quede cerca de armarios. Si no, habrá problemas para abrir las puertas. Si se va a poner en un rincón, se pueden sustituir las sillas por un banco con rinconera alrededor de la mesa.

Eso sí, las mesas para comer en la cocina son solo una solución si la estancia es bastante grande. En caso contrario, habrá que optar por otras. Por ejemplo, instalar una barra en una de las paredes de la cocina. No es una solución adecuada si viven muchas personas en la casa, pero si solo sois uno o dos, puede ser suficiente.

En estos casos, es aconsejable que el material de la barra sea el mismo que el utilizado para la encimera. Así, la barra quedará perfectamente integrada en la cocina. Para sentarse, en este caso lo más adecuado es optar por taburetes altos sin respaldo que, cuando no se usen, queden colocados bajo la barra. O bien, en caso de que la barra no se coloque a mucha altura, sillas plegables. Cuando no se utilice, se pueden colgar en un gancho debajo de la barra o a un lado.

reformas

reformas

Esta solución para sentarse es también muy recomendable en caso de que la cocina sea tan pequeña que la barra tenga que hacerse abatible. En caso de que la barra tenga que ser abatible, también puede sustituirse por una mesa del mismo estilo. Así se contará con una superficie para comer un poco más holgada, y ocupará menos espacio en la pared.

La isla, una solución intermedia entre la mesa y la barra

La construcción de una isla puede ofrecer una solución intermedia entre una mesa y una barra en una cocina. Este tipo de elementos se puede construir únicamente como un complemento del espacio dispuesto para cocinar. Pero también con un espacio para comer. La diferencia radica en la distribución de su parte inferior.

Cuando se construye una isla únicamente para cocinar, se trata de una especie de armario bajo con una encimera.

Esta puede ser lisa o integrar otros elementos, como un fregadero. Debajo de ella se diseña un espacio de almacenamiento que suele venir muy bien para guardar utensilios de cocina. También para almacenar alimentos no perecederos. En estos casos, las dimensiones de la encimera suelen ser las mismas que las de los armarios que hay debajo. No queda espacio para colocar asientos debajo.

Pero si se busca diseñar la isla para que quede un espacio para comer, la cosa cambia. La encimera será más ancha que el armario o el pie de la isla. De esta manera, se podrán colocar asientos debajo de ella, que hará las veces de mesa.

Generalmente, en estas islas se suele habilitar uno de sus lados para que sirva de mesa y se puedan guardar asientos debajo. Estos asientos serán, en la mayoría de los casos, taburetes altos, con o sin respaldo. No obstante depende de la altura de la encimera de la cocina puesto que, si no es muy alta, hay ocasiones que podrán utilizarse sillas más bajas. En caso de que se necesite más espacio para comer, la isla puede contar con un hueco por dos de sus lados. De esta manera, los habitantes de la casa podrán comer cara a cara, como en una mesa convencional.

Cómo diseñar y construir una isla en la cocina

Si tienes pensado construir una isla en la cocina para poder comer en ella, debes pensar cuidadosamente dónde colocarla. También el número de personas que vayan a tener que comer utilizándola de mesa al mismo tiempo. Puedes situarla en medio de la cocina, con espacio de paso libre por todos sus lados. Esto te dará la oportunidad de habilitar uno, dos o tres de sus lados para comer.

En caso de que quieras contar con una isla independiente en la cocina pero no quede mucho espacio para comer en ella, hay otra solución. Lo agradecerás especialmente si en la isla tienes un fregadero o una placa vitrocerámica para cocinar (en este último caso, sobre la isla habrá también una campana extractora). Se trata de acoplar una mesa abatible a uno de los lados de la isla. El que tenga más espacio libre al lado para el que se desplegará la mesa. Así, cuando no se utiliza, queda cerrada y deja espacio de paso.

En este caso, las sillas más aconsejables son las plegables. Para guardarlas se puede diseñar un espacio hueco en la parte inferior de la isla, bajo la encimera. Así quedarán fuera de la vista y no estorbarán. También se pueden colocar en un gancho o dos colocados en la pared, en una zona que esté lo más apartada de la vista posible. En ambas situaciones, será suficiente con sacar únicamente las sillas que se van a utilizar y dejar guardadas las otras.

No obstante, sobre todo por los tamaños de la mayoría de cocinas, este tipo de islas no son las más habituales. Es más frecuente encontrarlas pegadas por un lado a una de las paredes de la cocina. O colocadas a continuación de la encimera de la cocina, haciendo que esta quede con forma de U o de L.

Los materiales más recomendables para construir una isla o una barra

La isla ha de tener una cierta uniformidad con el resto de los elementos de la cocina. Es conveniente, por ejemplo, que su parte superior sea la misma que la de la encimera. Y que para la parte inferior, tanto si se trata de armarios como de un soporte estanco, se utilicen los mismos elementos que para los armarios y muebles del resto de la cocina.

La encimera de la isla, o la barra, tendrá que ser de material resistente. Al comer sobre ella, se llevará más de un golpe. Además, alguno de los elementos que se coloquen sobre ella podrían rallarla o ensuciarla. Por lo tanto, también es aconsejable elegir un material que se pueda limpiar con facilidad. Las encimeras, por ejemplo, pueden ser de mármol, silestone, cuarzo o laminadas. En estos casos, la madera le da un aspecto muy cálido y agradable, pero es menos resistente. Además, se ensucia con facilidad y limpiarla es bastante complicado.

Si lo que vas a poner es una barra, los materiales podrán variar si se trata de una barra fija o abatible. En el primero de los casos, podrás utilizar prácticamente los mismos materiales que para una encimera. Pero si es abatible, la cosa cambia. En este caso, el peso que pueden soportar los soportes que lo fijan a la pared no es tan elevado. Por eso, en esos casos lo mejor son, entre otros materiales, los laminados. Tienen la ligereza de la madera y, como están recubiertos con un material plástico, son fáciles de limpiar.

Diseña el espacio para comer con la ayuda de profesionales

En cualquiera de los casos, el diseño de la zona destinada a comer de la cocina es un aspecto muy importante en una reforma. La cocina tiene cada vez más importancia en un hogar, aunque no sea muy grande. Por lo tanto, dotarla de una zona para comer debe ser una decisión muy meditada.

En cualquier caso, contar con expertos que te echen una mano a decidir su disposición, su formato o los materiales a utilizar seguro que te salva de más de un problema. Es una de las tareas de las que se suelen encargar los profesionales de las empresas de reformas integrales, como es el caso de Reformadísimo.

Sus profesionales estudiarán las dimensiones y disposición de la cocina por si es necesario cambiarla. También valorarán qué opción es la más conveniente. Sobre todo, si se trata de una cocina pequeña. Cuando concluyan el estudio, te presentarán las opciones más adecuadas para que elijas la que más te guste. También para que puedas hacer las sugerencias y escoger los materiales. Tras la reforma, tendrás tu espacio para comer en la cocina.

Publicado el en Actualidad, Consejos, Reformas Deja un comentario

Sobre el Autor

Reformadisimo

Una empresa de Reformas seria y profesional con una clara orientación de servicio al cliente. Reformadísimo cuenta con todos los medios técnicos y las medidas de seguridad, así como con un equipo de profesionales altamente cualificados que desempeñan todos los oficios de la construcción. Contamos con un Departamento Técnico compuesto por Arquitectos, Aparejadores, Ingenieros e Interioristas. Gracias nuestra experiencia y volumen podemos ofrecer la mejor relación calidad-precio del mercado.

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies